Sam

SAM es un chico, atractivo, de piel morena, cabello rubio oscuro y ojos azules. Siempre ha intentado permanecer fuera el radar, sin llamar la atención, pero todo el mundo en Perdido Peach le conoce por haber salvado a un niño pequeño años atrás tras un accidente en el autobús escolar. Pronto descubre que es capaz de crear bolas de energía con las manos y lanzarlas.